Mantener un proxy snowflake como adición al navegador es una manera genial y de bajo esfuerzo para donar ancho de banda si no tienes acceso a un servidor bien conectado, siempre activo. Hay muy pocos requerimientos para correr un proxy basado en el navegador:

  1. Usa Firefox o Chromium/Chrome como tu navegador
  2. Ten habilitado WebRTC

1. Instala el complemento snowflake en tu navegador

Si estás ejecutando Firefox, puedes instalar nuestro complemento para Firefox. Los usuarios de Chrome pueden instalar nuestro complemento desde la tienda web de Google.

Una vez que esté instalado, puedes conmutar el comando Habilitado para activarlo y desactivarlo. Lo más fácil es dejarlo ejecutando mientras navegas, y no debería interferir con tu experiencia normal de navegación.

2. Monitorea tu estado y uso de snowflake

El complemento snowflake te informará acerca de a cuántas personas haz ayudado en las últimas 24 horas. También mostrará un mensaje de error si snowflake no pudo conectarse con los clientes o el puente snowflake.